ESCUCHAR MÚSICA

La música es un lenguaje universal de emociones que conecta directamente con el lado derecho del cerebro (lado emocional).

 

Déjate llevar por el gran poder de la música y fluye con las sensaciones que se pueden despertar al escucharla. 

Puedes concentrarte en la música para relajarte o activarte, según lo que te transmitan las canciones que elijas. 

 

Una de sus ventajas es que es compatible con la realización de otras tareas al mismo tiempo. Además, si complementas la música con otra actividad en la que pongas tu atención en sentir, puedes potenciar esa conexión emocional.

Prueba por ejemplo dando un paseo sin juzgar mientras escuchas música y siente cómo fluyes. 

Escuchar música

¿Quieres explorar otras actividades para trabajar la felicidad?

Vuelve a la página de actividades y selecciona el contenido que más te interese.

Explora

Otros Contenidos

Actividades culturales

Las actividades culturales pueden ser cautivadoras, al conectar con lo que otra persona quiere transmitir, con su energía. Contemplar la pasión de otros.

Ejercicios mentales

Ejercicios concretos para trabajar la felicidad. Tú contigo mismo.
Los diferentes ejercicios que te proponemos te ayudarán a concentrarte y poner el foco en ser feliz.

Meditar

La meditación se ha puesto muy de moda, como una forma de conectar contigo mismo, espiritualmente, con lo que transmite la naturaleza u otras personas.
Hay muchas maneras de meditar, y todas pueden ser beneficiosas. La persona, sus objetivos y el momento, determinarán cuál es la meditación más adecuada.

Conversar con alguien

La clave es que sea una conversación de tú a tú, con una persona que consideres que está en tu mismo nivel, y con la que puedas sientas libre de poder opinar sin sentirte intimidado o condicionado.
Debes tener la voluntad de aportar y de que te aporten, de manera abierta.