Actividades con raqueta

¿Por qué los deportes de raqueta tienen tantos adeptos?

Es una mezcla de deporte aeróbico, estrategia y coordinación con un objetivo concreto: golpear la pelota.

Estos deportes tienen un componente de lucha, con el propósito final de vencer al oponente para ganar. También tienen un factor importante de trabajo táctico y mental. 

 

Debes tener en cuenta tu nivel físico y tus objetivos a la hora de practicar alguna actividad de raqueta. Por ejemplo, el tenis es más físico y requiere unas determinadas capacidades y dominio de la técnica, mientras que el pádel es más social. 

 

Estas actividades se realizan en grupo (ya sea un partido por equipos o uno contra uno), por lo que puede ser una forma divertida de ponerse en forma y crear hábitos saludables. 

Actividades con raqueta

Esta combinación de factores hacen que sean disciplinas muy atractivas que enganchan a personas de todas las edades. 

¿Quieres explorar otras actividades que te ayuden a mejorar tu salud?

Vuelve a la página de actividades y selecciona el contenido que más te interese.

Explora

Otros Contenidos

Actividades colectivas con pelota

Además del desarrollo individual de capacidades, los deportes de equipo promueven el compromiso y generan vínculos muy enriquecedores. Al jugar con una pelota, todos los participantes deben mantener la concentración y tener claro en todo momento dónde se encuentra para realizar las acciones más adecuadas.

Nadar

La natación es el deporte aeróbico más completo según muchos expertos.
Es una actividad que se puede practicar a cualquier edad y que se adapta a distintos niveles de forma física, con poco riesgo de lesiones y con múltiples beneficios.

Gimnasio sala

Las actividades de sala van muy ligadas a tablas de entrenamiento o circuitos, siguiendo un recorrido para alcanzar unos determinados objetivos.
Estos ejercicios nos ayudan a dejar a un lado las tensiones de nuestro día a día y soltar todo el estrés, las preocupaciones y frustraciones que nos abruman y nos permite centrarnos en nosotros mismos y conectar con nuestro cuerpo.

Correr

Correr es la actividad aeróbica por excelencia. Por lo tanto, es idónea para cuidar la salud cardiovascular, entre otros beneficios.
Se practica a niveles de intensidad moderada durante un período relativamente largo de tiempo, utilizando el oxígeno como energía. Es un ejercicio muy extendido y que no pasa de moda, ya que apenas implica gastos, la dificultad es baja, y cualquier persona puede practicarlo.