TOMAR ALGO / DEGUSTAR

El ejercicio de degustación es un proceso en el que debemos buscar la sensación máxima poniendo el foco en sentir, olvidando los prejuicios. 

 

Nuestro cerebro busca comparar con experiencias previas, por lo que es importante enfocar todos los sentidos en la experiencia de principio a fin, sin valorar, etiquetar, prejuzgar o anticipar el rechazo. Conectar con el lado emocional, sin analizar. 

 

Es un ejercicio que podemos realizar solos o acompañados. El proceso de degustación del vino es un buen ejemplo que puedes practicar para descubrir los diferentes matices y sensaciones que te aporta. 

Tomar algo / Degustar

¿Quieres explorar otras actividades para trabajar la felicidad?

Vuelve a la página de actividades y selecciona el contenido que más te interese.

Explora

Otros Contenidos

Hacer un viaje

En un viaje puedes tomar perspectiva de lo bueno y lo malo. Implica salir de tu zona de confort, dejar algo atrás, pasar página.
Es un paréntesis en el día a día que te ayuda a volver renovado.

Apuntarte a un grupo

Abrir tu círculo de amigos e interactuar con gente nueva que te aporte cosas diferentes, puede enriquecerte emocionalmente.
Apuntarte a un grupo con intereses comunes te aportará frescura y dinamismo, hará que descubras cosas nuevas y potenciará que seas más abierto y proactivo.

Actividades culturales

Las actividades culturales pueden ser cautivadoras, al conectar con lo que otra persona quiere transmitir, con su energía. Contemplar la pasión de otros.

Pasear

Estar en movimiento te ayuda a sentir que fluyes. La clave es no pensar, ponerte en modo sentir y centrarte en lo que sucede a tu alrededor.