COLESTEROL

Riesgos y consejos para reducirlo

¿Qué es el colesterol?
Colesterol bueno y malo

El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo humano, y es fundamental para el funcionamiento del organismo. El cuerpo lo necesita para la formación de ácidos biliares, la vitamina D o algunas hormonas. 

 

El hígado se encarga de producir colesterol, y también está presente en algunos alimentos que ingerimos.

El colesterol es transportado por la sangre a los órganos que lo necesitan uniéndose a unas partículas llamadas lipoproteínas. Existen 2 tipos:

 

Las lipoproteínas de baja densidad o LDL se encargan de transportar el colesterol del hígado y el intestino a los tejidos para ser utilizado. Sin embargo, el exceso de colesterol en la sangre puede ser un factor de riesgo cuando las células son incapaces de absorberlo y se deposita en la pared de las arterias. Este es el llamado colesterol malo.

 

Las lipoproteínas de alta densidad o HDL, transportan el colesterol sobrante de los tejidos de nuevo al hígado, para que sea destruido a través de la bilis. En este caso hablamos de colesterol bueno.

 

Para saber si tenemos una buena salud cardiovascular, no debemos centrarnos en los valores de colesterol total, sino analizar por separado los datos de colesterol malo, colesterol bueno, colesterol no HDL y triglicéridos.

 

Los triglicéridos no son un tipo de colesterol, pero son parte del panel de lipoproteínas (la prueba de sangre que mide los niveles de colesterol). Los triglicéridos indican la cantidad de grasa en el torrente sanguíneo, y se elevan por el consumo de carbohidratos. 

Los expertos indican que el indicador de riesgo cardiovascular está en el cociente Triglicéridos/HDL. Este cociente debería ser idealmente inferior a 2.

Factor de riesgo

Alguno de los riesgos del alto nivel de colesterol en sangre o hipercolesterolemia son

 

  • Ateroesclerosis: progresivo estrechamiento o endurecimiento de las arterias por la acumulación de colesterol en sus paredes.

 

  • Angina de pecho: dolor fuerte en el pecho por la obstrucción de las arterias coronarias, sobre todo al realizar esfuerzos.

 

  • Infarto de miocardio: está demostrado que si se eleva el nivel de colesterol en sangre, las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio aumentan. Por ejemplo: una persona con un nivel de 240mg tiene el doble de posibilidades de sufrirlo que una con cifras de 200mg. 

 

  • Accidentes cerebrovasculares o ictus: cuando las placas afectan a los vasos que van al cerebro, con graves consecuencias.

Prevención y control

La clave para controlar el colesterol es llevar un estilo de vida saludable. 

Ejercicio físico

El ejercicio aeróbico (caminar, correr, nadar…) a intensidad moderada y de manera regular, aumenta el colesterol bueno y reduce el malo y los niveles de triglicéridos*.

Dieta saludable

Una alimentación equilibrada sin grasas saturadas y trans, reduciendo los carbohidratos, el azúcar o los zumos de frutas.

La dieta mediterránea es idónea. Es importante el consumo de alimentos como vegetales, legumbres, frutas, cereales, hortalizas, aceite de oliva… reduciendo las carnes rojas, los productos lácteos y los alimentos procesados y fritos, entre otros.

Control del peso y reducción del consumo de alcohol y/o tabaco

Perder peso puede ayudar a reducir el colesterol malo y subir el bueno. Además el sobrepeso es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca. Aunque el consumo moderado de vino tinto puede mejorar las cifras de colesterol bueno, un consumo excesivo de alcohol elevaría los niveles de colesterol malo. Por su parte, el tabaco, reduce el nivel de colesterol bueno.

Opciones a tener en cuenta para mejorar

Si la introducción de pequeños cambios en el estilo de vida no son suficientes, existen algunas alternativas para bajar el colesterol y limpiar la sangre. Consulta siempre con tu médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento o complemento.

ALTERNATIVAS PARA CONTROLAR EL COLESTROL Existen variedad de opciones para mantener una buena salud cardiovascular, entre las que destacamos las siguientes:

  • Ajo, cebolla, granada y uvas rojas, entre otros. Estos alimentos ayudan a la limpieza de la sangre y a reducir de manera eficaz el colesterol. La introducción de estos alimentos en una dieta saludable disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

  • Emitium. Un complemento alimenticio natural con dos cápsulas diferenciadas: una cápsula transparente con probióticos que está específicamente seleccionada por su acción contra la hipercolesterolemia y una cápsula roja con extractos vegetales y vitamina B1 que también contribuyen a mantener unos niveles saludables de colesterol.

    • Resveratrol. Es una sustancia química presente en alimentos como la uva tinta, las frambuesas o las moras que se usa como medicina para el colesterol alto, entre otras cosas. El resveratrol puede ayudar expandiendo los vasos sanguíneos y también reduciendo la actividad de células importantes en la coagulación sanguínea.

    • Arroz de levadura roja. Un producto que existe en la cultura china y japonesa desde hace miles de años como suplemento culinario y medicinal, y que se puede encontrar en farmacias en forma de suplementos. Diversos estudios confirman su utilidad para controlar el colesterol, pero existen ciertas precauciones y contraindicaciones que hay que que tener en cuenta, pudiendo provocar además los mismos efectos secundarios que las estatinas.

    • Estatinas. Este medicamento interfiere en la producción del colesterol del hígado, bajando el nivel de colesterol y pudiendo atrasar la formación de placa en las arterias. Pueden tener efectos secundarios como problemas musculares,  y son bastante agresivas para el hígado, pudiendo causar daños hepáticos.

    *Para más información sobre cómo limpiar la sangre, consulta el tema Limpieza sangre vasos

    Páginas recomendadas

    • Resveratrol. Medline Plus, servicio informativo sobre salud.
    • Estatinas. Medline Plus, servicio informativo sobre salud.

    Recuerda:

    No somos médicos. Los temas que planteamos son una recopilación de propuestas y terapias, basadas en nuestra experiencia personal, que creemos que pueden ser de ayuda a otras personas, pero en ningún caso nos hacemos responsables de los resultados.

    Nuestro objetivo es crear un espacio en el que poder contemplar diferentes alternativas que existen, ya sean naturales, tradicionales, etc.

    Las líneas de acción que proponemos para sentirte bien son 3: no manchar, limpiar/restituir y activar la circulación. Cuando tu cuerpo presenta daños de algún tipo y necesita un paso más (reparación), la solución es acudir a un médico especializado

    Si estás pensando en iniciar alguna terapia o necesitas más información sobre alguno de los temas que ponemos en común en este espacio, consulta tu caso con profesionales sanitarios. 

    ¿Quieres explorar otras alternativas para mejorar tu salud?

    Vuelve a la página de temas y selecciona el contenido que más te interese.

    Valora el contenido. ¿Te ha resultado interesante/útil?

       
    0 / 5

    Tu valoración: