correr

Correr es la actividad aeróbica por excelencia. Por lo tanto, es idónea para cuidar la salud cardiovascular, entre otros beneficios.

 

Se practica a niveles de intensidad moderada durante un período relativamente largo de tiempo, utilizando el oxígeno como energía. Es un ejercicio muy extendido y que no pasa de moda, ya que apenas implica gastos, la dificultad es baja, y cualquier persona puede practicarlo. 

Con una buena disposición y constancia, el running puede aportarte muchos beneficios físicos y psicológicos.

Esta práctica acelera el metabolismo (lo que suele traducirse en una pérdida de peso), tonifica la musculatura y aumenta la resistencia.

Además, las endorfinas que se generan al correr te ayudarán a sentirte bien, mejorando el estado de ánimo y disminuyendo el estrés. Por algo la llaman la “hormona de la felicidad”.  

Es una actividad perfecta para descansar la mente, reflexionar o meditar, conectando con tu yo interior. Pero también puede ser una buena manera de conectar con otras personas que tengan las mismas rutinas o metas.

También tiene un importante componente de superación, aunque te propondremos diferentes maneras de correr, no solo centradas en el modo competitivo.  

Valora el contenido. ¿Te ha resultado interesante/útil?

   
0 / 5

Tu valoración: