¿Ser feliz es solo una moda o supone de verdad un cambio de hábitos?

La dinámica de la sociedad actual, demanda felicidad. Condicionados en gran parte por las redes sociales y las fórmulas exitosas de mensajes positivos, parece que está mal visto no mostrarnos alegres. Nos gusta ver el lado bueno de las cosas, aunque eso no implica que no exista el sufrimiento. 

Pero esa felicidad impuesta, ¿supone una felicidad real?

¿El ansia por ser felices está haciendo que reflexionemos y cambiemos nuestros hábitos de vida y la manera en la que gestionamos las emociones, o es una actitud impostada para que los demás nos perciban de esa forma?. ¿Existe una verdadera armonía entre lo que mostramos y lo que sentimos?

La felicidad ininterrumpida aburre; debe tener alternativas.
Molière

Valora el contenido. ¿Te ha resultado interesante/útil?

   
0 / 5

Tu valoración:

No hay comentarios

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.