Sostenibilidad · Naturaleza

Demografía, cambio climático, limitación de recursos, cambios de hábitat, …

Un equilibrio necesario

Nuestro estilo de vida actual puede comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras. Es fundamental concienciar a la sociedad para llevar a cabo acciones que permitan un consumo responsable de los recursos naturales disponibles

 

El desarrollo sostenible se basa en garantizar el equilibrio entre 3 vertientes fundamentales: la sostenibilidad ambiental, la económica y la social. Es decir, generar una riqueza equitativa y promover el bienestar social protegiendo el medio ambiente. Y todo ello desde una perspectiva global, con unas metas comunes que necesitan la colaboración de personas, organizaciones y administraciones de todo el mundo.  

 

Nuestro objetivo es mostrar los retos a los que se enfrenta la humanidad y poner en común alternativas y posibles soluciones a todos estos problemas derivados de la industrialización, el desarrollo económico y el crecimiento de la población.

 

¿La humanidad es sostenible?

Para asegurar el futuro de la humanidad, debemos ser responsables como sociedad y como individuos

El mundo cuenta con unos recursos limitados, por lo que debemos explotarlos dentro de unos límites, impactando lo menos posible al medio ambiente. 

El cambio climático

Un reto global que requiere un consenso necesario y urgente.

 

La actividad del ser humano está provocando variaciones en el clima, debido a los altos niveles de emisión de gases de efecto invernadero, que producen que la atmósfera retenga más calor del necesario, ocasionando el denominado calentamiento global. 

El modo de vida y las necesidades actuales de una población cada vez más numerosa, han provocado un aumento desmedido de la contaminación atmosférica. 

Esta situación trae consigo consecuencias desastrosas para el planeta, por lo que el cumplimiento del compromiso de reducción de emisiones sellado por 195 países en el Acuerdo de París, puede ser clave para garantizar el futuro del planeta. Consulta aquí más información sobre este acuerdo.

El futuro de las migraciones. ¿Un mundo en movimiento?

Según las Naciones Unidas, en los países de ingresos altos, el tamaño de la población disminuiría si no fuera por la futura migración.

La desigualdad es la causa principal de las migraciones, provocando un flujo migratorio con origen en países de bajos ingresos o o que cuentan con algún factor de empuje de tipo político, medioambiental o socioeconómico (como pueden ser catástrofes naturales, conflictos bélicos, represión política….).

Existen muchos factores impredecibles que promueven la migración, por lo que es un fenómeno difícil de pronosticar.

 

Consulta en el Portal de datos sobre migración las estadísticas y tendencias de los procesos migratorios.

Valora el contenido. ¿Te ha resultado interesante/útil?

   
0 / 5

Tu valoración: